About Me

Thursday, February 12, 2009

Una Tarde Para Recordar

Cocina, repostería y demás nunca fueron mis fuertes, ni menos alguno de de mis intereses predilectos.

Claro, solía pasar tardes cocinando con mi mama en esos ya lejanos días de invierno en mi niñez.
Pero ahora, no tenia la más mínima idea de cómo mezclar harina, mantequilla y huevos.
Esta mañana seria diferente, el despertador sonó y supe que era hora de visitar a un entrañable amigo de la adolescencia.

Al llegar a su casa, su auto rojo imitaba el color de las cerezas sobre un helado listo para ser engullido por cualquier amante de los dulces. Los rayos del sol me indicaban que este seria un día caluroso y lleno de nuevas cosas que aprender.

La puerta del nuevo café se abrió, la cocina, los asientos nuevos y brillantes, los espejos que en algún tiempo futuro reflejarían las sonrisas satisfechas de los comensales, los carteles de precio, las lámparas, todo, absolutamente todo que ese día seria la inauguración, y mi buen amigo confirmó ese presentimiento .Nunca había sido parte de ninguna inauguración ni siquiera de una chingana de barrio, Así que mi corazón dio un salto de emoción dentro de mi pecho.

Al subir las escaleras, los insumos yacían sobre la mesa de la cocina y la fiel ayudante de cocina susurraba casi como si la vida se le fuera de las manos, lo que esos dos pares de manos prepararían para deleitar los paladares de propios y extraños en los siguientes días.

Mis insistentes preguntas y curiosidad innata parecían no impacientar a los dos hábiles cocineros.
Parecía todo tan natural, como si hubieran nacido con esos conocimientos, yo en un rincón de la cocina, solo me limitaba a preguntar ¿por que? ¿Para que? ¿Qué es esto? … Wow esto esta rico, ¿puedo tener un poquito de aquel? , Claro, la ayudante siempre de dejaba probar las nuevas mezclas de los futuros pasteles, muffins , galletas y demás , todo como era de esperarse a espaldas de mi apreciado amigo .

La decoración, el corte, todo parecía como si sus manos fueran de un hábil ceramista, dando forma a grandes obras, un poco aquí y otro poco allá.

Mis labios y boca parecían que nunca hubieran probado tales cosas, el sabor era diferente, ¿que los hacia especiales?

Mi amigo, me pidió abrir la tienda a las 5 de esa tarde, yo corría de un lado a otro , tratando de disimular mi emoción , no quería que nadie supiera de mis ansias por tal acontecimiento .
Me pidieron llevar unos pastelitos, yo los miraba con ansias, mientras que pensaba en el suave y dulce sabor.

La puerta se abrió, mi corazón latía aun mas, entraron dos personas, me pidieron abrir una puerta mas, no pude solo, las fuerzas se me fueron….
Esa tarde me retiré después de un día especial, las tortas y demás tan apetecibles en los mostradores, siempre me invitan a dar un mordisco.

Pero una vez mas ¿Qué tenían de especiales estas tartaleta? No lo se, tal vez eran especiales por haber sido parte de ellos en su preparación?

No lo se, tal vez nunca lo llegue a comprender, al caminar por la vista y alejarme mi corazón sentía una gran paz, este sentimiento que tienes cuando ves a otros triunfar y ser felices a su manera. .

Por la ventana veía a mi amigo sonriendo y bromeando con alguien más…Esa fue una tarde para recordar.

2 comments:

Antonio Franco said...

q ricoooooooo...postres y mas postres!!!! yo tambien quierooo, ya estos dias iremos a probar qué tal están, si dices que son deliciosos, asi será.
Las palabras te fluyen y tu manera de escribirlo tan sencillo....bravo!

Alec and Tiffany said...

oye amigo me encanta la musica. When are you comin up here!? Party at Alec's house!

ACR

playlist


Get a playlist! Standalone player Get Ringtones